adopcion de perros y gatos, cachorros y adultos

HISTORIA DEL REFUGIO

En 1968, Mari y Alberto compraron un terreno donde se instalaron con sus dos hijas, Muriel y Marcela, en una casilla, la cuarta casa de un barrio nuevo, despoblado y desprovisto de todo servicio.

Se alojaron en esas desfavorables condiciones, con el objetivo de ayudar a las personas sin recursos de Villas de emergencia cercanas. Al tiempo comenzaron a rescatar, curar y cuidar animales callejeros y abandonados.

A fines de ese año, nació su 3º hijo, Alejandro. Los años fueron pasando y la cantidad de animales abandonados fue incrementándose a medida que se poblaba el barrio. Llegaron a alojar más de 130 animales y el único recurso económico era el dinero de sus sueldos, ya que por más de 40 años no percibieron ningún tipo de ayuda de terceros. Así y transitando por innumerables historia de rescatados se fue formando lo que hoy es el Refugio ¨Patas a la Obra¨.

En la actualidad aloja en forma permanente unos 85 animales entre perros, gatos y aves de corral y unos 25 en forma transitoria en recuperación para ser dados en adopción.

HISTORIA DEL GRUPO

Patas a la obra es un grupo de personas que se dedican a rescatar y recuperar animales en condición de abandono y en mal estado de salud.

Como así también asistir animales callejeros: primeros auxilios, tratamientos veterinarios, alimentación y colocación de cuchas en la vía pública. Los animales rescatados son alojados en el refugio donde reciben la atención y el tratamiento correspondiente hasta su recuperación, para finalmente ser dados en adopción a través de las ferias que se realizan mensualmente en espacios públicos de la zona oeste.

Otras de las tareas realizadas son las campañas masivas de castración en zonas carenciadas.